Huir de la metáfora

Generalidades, consultas, sugerencias, dudas...
Responder
Avatar de Usuario
Gorka Arellano
--------------------
Mensajes: 11281
Registrado: 20/Ago/2012 20:48
Ubicación: Navarra (España)
Contactar:

Huir de la metáfora

Mensaje por Gorka Arellano » 22/Ago/2013 09:47

Koraekanete
kuzururu yoru no
botan kana

こらへかねて崩るる夜の牡丹かな
CHIYU

Incapaz de aguantar más
la noche se rompió
para la peonia

Es éste un tipo de haiku que no suele darse. También en el haiku existen las excepciones; excepciones a las que hemos querido ser sensibles, aunque sea para explicarlas como tales.

¿Por qué este haiku es una excepción? No niego que Chiyu viera lo que refleja el poema, pero nos parece que la poetisa está hablando de sí misma. Ella misma es la peonia que está durante esa noche en su esplendor (¿esperando qué o a quién?) y al alba, vencida por el paso de las horas, se viene abajo, se hunde, se hace polvo. Lo creo porque el verbo kuzureru (hacerse trizas) es muy raro para hablar de la caída de una peonia. La peonia de verdad (porque creemos que sí hubo una peonia ante Chiyu, hasta ahí podían llegar las cosas) acompañó durante toda la noche a la poetisa en su insomnio y fue vencida por el peso del rocío de la mañana. Pero ella misma, según nos cuenta entrelíneas, corrió la misma suerte que la flor.

Insistimos: estamos ante un tipo de haiku altamente infrecuente. Un haiku puede tener muchos niveles de interpretación, pero no suele tener más de una lectura. Las dobles lecturas, normalmente excluyentes, son ajenas al haiku. Por “doble lectura” entiendo que parezca que se está hablando de una cosa y realmente se esté hablando de otra.

La primera interpretación que hicieron los orientalistas del haiku se basó en valorar las posibles dobles lecturas de los poemas. El haiku era valioso –pensaron- porque no decía lo que aparentemente decía. Y, para saber qué decía de verdad, hacía falta todo un aparato crítico-imaginativo que lograra articular creativamente la compleja simbología oriental. Esta idea –gestada en el primer Orientalismo- es profundamente errónea. El haiku –como hemos dicho- es sólo el registro poético de una instantánea que ha ocurrido ante la mirada atenta del poeta. Lo importante nunca podría ser el objeto oculto de la metáfora que es el poema, porque no hay metáforas en el haiku; lo importante es exactamente lo que se nos cuenta en el haiku. Y debemos averiguar porqué esa aparente insignificancia que narra el haiku es importante para un japonés, no qué simboliza.

Extraído de: http://blogs.periodistadigital.com/elal ... title-3022
No es el universo el que necesita mejora, sino su modo de mirar
Sri Nisargadatta Maharaj

Responder